Iniciativa social de la UCSC apoya la reinserción en el penal Biobío

20141306091830_5822Cinco internos recibieron la certificación en oficios dictados por la UCSC, a través de un proyecto desarrollado en conjunto con Gendarmería de Chile, Sodexo y la Sociedad Concesionaria Grupo Dos.

 

La iniciativa se realiza desde 2012 y ésta fue su cuarta versión.  El objetivo de la capacitación en oficios benefició a 65 internos del Centro de Cumplimiento Penitenciario Biobío, gracias al trabajo de la UCSC, a través de su OTEC. Contar con herramientas permitirán a los internos, una vez libres, enfrentar una vida laboral independiente.

En el gimnasio del recinto penal, los reclusos recibieron la certificación en los oficios de Armado y Reparación de Bicicletas, Corte y Confección, Lapidación, Orfebrería, Orfebrería Mapuche y Bisutería. Estos cursos fueron impartidos en la cuarta versión del proyecto que se inició en 2012 y que en versiones anteriores ofreció capacitación en Cerámica y Pintura, Manipulación de Alimentos y Talabartería, sumando ya más de 200 participantes que han finalizado con éxito.

Además de la teoría, los cursos desarrollaron un programa práctico que contempló la construcción de talleres de trabajo con las herramientas e insumos necesarios para que los participantes pusieran a prueba sus destrezas y prácticas habituales en el trabajo en terreno, colaborando además con la comunidad como ocurrió con el proyecto de bicicletas OCBI.

Luis Osorio, interno que se certificó en Armado y Reparación de Bicicletas, indicó que la motivación de integrar el curso es “progresar, ser alguien en la vida, sabiendo que esto no es eterno, porque tenemos posibilidades de irnos al medio libre, y tener un curso es algo privilegiado para los que estamos privados de libertad”. Junto con agradecer a quienes hicieron posible la iniciativa, destacó que la capacitación lo insta a “seguir estudiando y aprendiendo en actividades que se puedan realizar en este centro”.

El Rector Cancino resaltó que la UCSC, como Institución de Iglesia, nació para servir a la sociedad desde la región. “Sabemos que el más alto servicio que podemos hacer es colaborar con las personas para que desarrollen sus talentos y capacidades, y lleguen a ser lo que está inscrito en su corazón, lo que el Creador pensó para cada uno de nosotros”. Agregó que esta certificación es “un pasaporte ante la sociedad, una carta de presentación para mostrar el esfuerzo realizado, que es muy meritorio porque ha sido en condiciones adversas, pero también es mucho más, es un signo de esperanza en un futuro mejor”.

Jorge Cáceres, seremi de Justicia del Biobío, expresó en la oportunidad que cuando se recibe un título otorga dignidad y reconocimiento. “Y cuando nos reconocen queremos seguir más adelante, hagámonos un autocompromiso, cuando entramos en la senda del conocimiento y del trabajo siempre tenemos que ponernos metas, y que la próxima meta de ustedes sea obtener un título en libertad, para eso hay toda una sociedad que los apoya y ayuda”, señaló a los internos.

La suma de voluntades entre instituciones para contribuir al trabajo complejo de la reinserción socio-laboral fue el aspecto que destacó el director regional de Gendarmería, coronel Pablo Toro. ”Hoy damos un nuevo paso en el camino adecuado, abriéndole la opción de potenciar el manejo de oficios a 65 de nuestros usuarios que se perfilan como hombres independientes capaces de llevar sustento a su hogar, e incorporando hábitos positivos a su conducta”, dijo.

junio 14th, 2014