Albergue Móvil extenderá su servicio a personas pobres que duermen en la Asistencia Pública

A partir del sábado 16 de junio, entre las  22:30 y las 23:30 horas, el Albergue Móvil “La misericordia”, que ha cumplido poco más de un año sirviendo  las personas en situación de calle, frente a la Catedral, comenzará un nuevo servicio dirigido a personas que pernoctan en la Asistencia Pública (AP) del Hospital Regional “Guillermo Grant Benavente”.

Para la secretaria ejecutiva de la Vicaría de Pastoral Social y coordinadora del Albergue, Gabriela Gutiérrez, es un nuevo desafío de la obra social de la Iglesia de Concepción, que ha estado permanentemente preocupada de acoger a los más pobres. “Es parte de la misión apostólica de la Iglesia, a la cual estamos dispuestas a responder”, comentó.

El capellán del Hospital Regional, padre Yuliano Viveros osa y párroco de la parroquia San Agustín de Concepción, realizó gestiones con las autoridades hospitalarias para el funcionamiento del Albergue, encontrando plena acogida y apoyo, por la complicada situación de las personas que permanecen en la Asistencia Pública durante las noches.

El padre Yuliano indicó que el bus se instalará en el estacionamiento del hospital más cercano a la AP, y las personas que acudan al albergue móvil recibirán algún tipo de alimentación en el comedor que funciona anexo a la capilla del hospital, que se denomina “Posada milagrosa”, un espacio que, diariamente – de lunes a viernes-, acoge a familiares que tienen personas enfermas en el establecimiento y que provienen de diversos lugares del país. “Precisamente esta posada dispone de mesas, agua caliente y calefacción, donde se atenderá a los nuevos usuarios del albergue y si algunas de estas personas desearan ducharse o dormir (no más de cuatro), se usará el equipamiento del bus”, informó.

El capellán recordó que la Posada Milagrosa acaba de cumplir un año, y con ese motivo se celebró una Eucaristía en la capilla “Medalla Milagrosa”, con asistencia del voluntariado y algunos representantes del hospital. En el momento de las ofrendas, se llevaron al altar los dos cuadernos con el registro que da cuenta de las personas atendidas en la posada. Añadió que durante este primer año, se ha acogido a más de 5.300 personas, constituyéndose en un valioso apoyo para familiares que tienen enfermos hospitalizados en el establecimiento. Anunció, además, que evaluada positivamente esta experiencia solidaria, se proyectan dos nuevas posadas. Una funcionará en el Hospital Psiquiátrico y otra en el Hospital Traumatológico, para lo cual se realizan las gestiones administrativas con las autoridades sanitarias.

Agregó que la “Posada Milagrosa” ha funcionado de manera excelente, gracias al voluntariado que sirve en el hospital y que diariamente acude para acoger a las personas, sirviendo un sándwich, café o alguna bebida, aunque el espacio es también un lugar de descanso y espera de personas que han viajado muchas horas. Este servicio comienza muy temprano en las mañanas. En este sentido, el padre Yuliano agradeció a las personas que aportan con elementos para atender a los usuarios y llamó a que otras personas pudieran sumarse a esta hermosa acción de solidaridad con los hermanos y hermanas necesitados.

Recordó, además, que desde hace un tiempo, también funciona la casa de acogida “Padre Ángel Jiménez”, en casa Betania, gracias a un convenio entre el Hospital Regional y el Arzobispado de Concepción, para acoger a familiares de enfermos que provienen de lugares apartados y que necesitan pernoctar en la ciudad, para estar cerca de los pacientes.

Esta acción social se fundamenta en la misión  que promueve la Iglesia Católica  y que ha impulsado el arzobispo Fernando Chomali, a través de la Vicaría de Pastoral Social.

Destacar, además, que el Albergue Móvil, acaba de ganar el premio Servicio Innovador, por su carácter social, en el concurso sobre emprendimiento e innovación, convocado por CIDERE Bío Bío, lo que reconoce y valida ampliamente su objetivo.

 

junio 15th, 2018