Catequistas celebran su valioso servicio a la Iglesia

Bajo un día de sol radiante y con gran entusiasmo, se celebró, el último fin de semana, el tradicional paseo de fin de año de las y los catequistas de la Arquidiócesis de Concepción, espacio para agradecer su valioso servicio.

La acción recreativa se desarrolló en el camping Villa Verde, en el kilómetro 17,5, en el camino hacia Coronel. “Fue un día radiante de sol, lo cual ayudó plenamente para que se realice el paseo. Los catequistas empezaron a llegar a las 08,30 horas y una vez instalados en el lugar, iniciaron el día con el desayuno, para recibir posteriormente la presencia del Monseñor Fernando Chomali, quien pudo compartir con los catequistas”, relató la Hna. Cecilia Osses, coordinadora del Departamento de Catequesis de la arquidiócesis.

Después del desayuno,  se celebró la Eucaristía,  a las 11,45 horas, en que los catequistas provenientes desde los distintos decanatos participaron activamente con las lecturas, cantos y ofrendas. Esta celebración se realiza bajo la agradable sombra de los árboles y arbustos del lugar, bajo un cálido ambiente de camaradería. “El dinero que se recolecta en esta misa se utiliza para comprar pañales para adultos. De este modo,  este día de paseo es también un día para vivir la solidaridad. En ese contexto, los catequistas de los diferentes decanatos presentan algún producto alimenticio que representa a sus sectores, estos alimentos después de la misa son compartidos con todos los catequistas presentes”, hace notar la religiosa.

Después de un tiempo de recreación, los participantes continuaron con un almuerzo fraterno, que se lleva preparado para tener más tiempo para compartir y descansar. Finalizado el almuerzo, vino la tarde de baile, donde la orquesta “Banda Fiesta”, deleitó al público con  sus mariachis  y  cumbias. En el intermedio,  se realizó la premiación a los catequistas.

Al terminar el día, los catequistas comentaron  con expresiones como “estuvo muy lindo todo, muchas gracias”; “bien por los que asistimos y lo disfrutamos dentro de un encuentro fraterno”;  “fue para mí un día de descanso y mucha alegría”; “fue tan bueno el día que no quisiera que termine, podemos hacerlo más largo”; “me encanta poder venir con mi esposo, ya que él conoce a los catequistas de otras parroquias y dice que le gusta vernos tan alegres”; “para mi mamá fue un gran día, nunca se imaginó que lo iba a pasar tan bien”; “me gusta que, en este día, nuestro obispo se dé el tiempo para compartir y conversar con cada grupo de catequistas”.

 

noviembre 29th, 2018