Colegios de Iglesia desarrollan planes de Convivencia Escolar

Con la finalidad de implementar planes de  gestión de Convivencia Escolar, de acuerdo a la normativa vigente del Ministerio de Educación, encargados del tema y orientadores de colegios de Iglesia, participaron en una jornada de capacitación que impartió Elizabeth Chávez, coordinadora regional de Transversalidad Educativa y Seguridad Escolar de la SEREMI  de Educación del Biobío.

La jornada se efectuó en casa Betania y contó con la asistencia de representantes de 25 establecimientos educacionales. La iniciativa surgió en una reunión previa con los jefes técnicos de los Colegios de Iglesia, quienes vieron la necesidad de implementar la normativa.

De acuerdo al reglamento oficial de esta materia, la Convivencia Escolar es “la capacidad que tienen las personas de vivir con otras, en un marco de respeto mutuo y de solidaridad recíproca, expresada en la interrelación armoniosa y sin violencia entre los diferentes actores y estamentos de la Comunidad Educativa. Tiene un enfoque formativo, en tanto se trata de un aprendizaje enmarcado en los Objetivos Fundamentales Transversales, y es una responsabilidad compartida por toda la Comunidad Educativa”.

Agrega que “la convivencia escolar es un aprendizaje, se enseña y se aprende, y se ve expresada en distintos espacios formativos: el aula, las salidas a terreno, los recreos, los talleres, los actos ceremoniales, la biblioteca, así como también en los espacios de participación, los Consejos Escolares, Centros de Padres, Centros de Alumnos, Consejos de Profesores/as, reuniones de padres y apoderados/as”.

La asesora ministerial precisó que recibió la invitación “para asesorar a los colegios en la elaboración del Plan de Gestión de la Convivencia Escolar y en la primera parte, abordamos los conceptos respecto a la convivencia, qué es lo que se espera,  de qué se habla de convivencia escolar hoy día,  y que la convivencia no son sólo normas, sino también tiene que ver con la comprensión del estudiante y un  trabajo mancomunado entre la escuela, la familia y el mismo estudiante, para entender que los conflictos se resuelven de manera formativa más que sólo punitiva”.

Señaló, en este contexto, que el profesor es un actor clave. “Toda la comunidad educativa es relevante, pero el profesor, que pasa la mayor parte del tiempo con los estudiantes en el aula, es fundamental, por su forma de ser, la forma en que plantea las clases, permite a los niños a aprender a convivir. El profesor pasa a ser modelo”, enfatizó.

 

Explicó, además, que “antes hablábamos de convivencia para resolver conflictos desde  la violencia, pero  ahora estamos hablando desde la educación integral, educar sobre valores, forma de conducirse, que es responsabilidad de todos”, agregando que, hoy, se suman conceptos nuevos como la inclusión y la sexualidad.

La jornada concluyó con un taller de elaboración de un plan gestión de convivencia escolar para los establecimientos de Iglesia.

mayo 14th, 2018