Iglesia colabora para acercar la salud a los pobres

Con gran alegría, la parroquia San Agustín, del cual depende la comunidad Santa Mónica de Agüita de la Perdiz, en Concepción, celebró una alianza estratégica con la Dirección de Administración Municipal de Salud (DAS) y el CESFAM O´Higgins, a fin de acercar, a los vecinos del sector, una digna atención en salud primaria.

La ceremonia de bendición contó con la presencia de monseñor Fernando Chomali; del prior provincial de los Agustinos en Chile, padre Enrique Catalán y de autoridades municipales.

El padre Yuliano Viveros, párroco de San Agustín, dijo que para este fin la  parroquia facilitó algunas salas de su salón comunitario, inaugurando  para ello  el SOME Comunitario, “para que los vecinos puedan  obtener horas de atención  en dependencias de la capilla  sin necesidad de ir al mismo Cesfam. El siguiente  paso que esperamos es dar además de los operativos médicos para personas postradas, es entregar el  servicio de posta, prestando atenciones de salud en el mismo lugar, para lo cual  hoy, monseñor Chomali  y el padre Enrique Catalán  prior provincial de los Agustinos de Chile,  bendijeron tres boxes  de atención”.

Informó, además, que el nombre escogido para estas instalaciones es Dispensario Médico Comunitario (DIMECO), Padre Carlos Villegas. “Su nombre  se debe a que dicho sacerdote es la síntesis perfecta del trabajo en el área de  salud y el apostolado en la población  Agüita de la Perdiz, pues se desempeñó por varios años  como capellán del  Hospital Regional  y gran apóstol del lugar”, expresó.

Por último, agradeció a quienes han hecho posible este proyecto en bien de los vecinos, especialmente de la comunidad Santa Mónica, por su generosidad al poner al servicio de todos los vecinos su propia casa.

 

mayo 31st, 2018