Invitan a los estudiantes a “Misa de los Lápices”

Una amplia invitación a los jóvenes que se preparan para rendir la PSU, realiza la Iglesia de Concepción, en lo que es la tradicional Misa de  los Lápices, que se celebrará el domingo 26 de noviembre, a las 20 horas, en la catedral.

La misa será presidida por el Arzobispo de Concepción, monseñor Fernando Chomali y concelebrada por el Vicario de Pastoral Juvenil, Pbro. Víctor Álvarez.  Esta acción se enmarca en el acompañamiento a los estudiantes, a poco de rendir las pruebas de ingresos a la educación superior.

En esta ocasión, la bendición se hará en el contexto de la próxima visita del Papa Francisco a Chile, que se desarrollará entre el 15 y 17 de enero de 2018.

En esta oportunidad, los jóvenes portarán lápices de grafito con las que rendirán sus exámenes que, en un momento de celebración de la misa, serán especialmente  bendecidos.

Junto a los jóvenes están invitados también sus padres y familias, quienes esperan que a sus hijos les vaya muy bien en este proceso a la educación superior. Monseñor Chomali dijo, en una celebración anterior que  “es providencial que rindan la PSU en pleno mes de María y comenzando el Adviento. Lo primero que me surge es un anhelo inmenso de agradecer a quienes han colaborado en la formación de ustedes. Son tantos, muchos de ellos anónimos. Nunca se olviden de ello. Hay muchos jóvenes que no terminaron el Colegio, que no tendrán posibilidad de dar la PSU, que han visto truncados sus sueños. Soy consciente que muchos lo harán con grandes dificultades económicas y sociales, pero igual es un privilegio acceder a la educación superior y es motivo de acción de gracia”.

Asimismo, ha señalado que  “el estudio, el título profesional, es más que un modo para ganarse la vida. Es mucho más: es un compromiso hacia el país. El estudio adquiere peso específicamente humano cuando se orienta al servicio del país en las más diversas formas. Los necesitamos esforzados, competentes, intachables. Los necesitamos líderes, sí líderes, para responder a los grandes cambios que estamos viviendo de toda índole. Nunca se olviden, estimados jóvenes que sobre sus estudios y sus futuros grados académicos, grava una hipoteca social. Han de estar al servicio de la comunidad, del bien común, y de modo especial de los más pobres”.

 

noviembre 21st, 2017