Se fortalece labor social en la Vicaría de Arauco

6

Durante una grata visita a terreno en la Vicaría de Arauco, particularmente en la comuna de Curanilahue, fue posible constatar cómo avanza la labor social de la Iglesia de Concepción en beneficio de niñas, niños y jóvenes de esa zona.

 

Hasta allí llegaron el Vicario de Pastoral Social y presidente del directorio de la Fundación Social Novo Millennio, Pbro. José Cartes Gómez, la secretaria ejecutiva de la misma Vicaría, Gabriela Gutiérrez, y la supervisora técnica de proyectos de dicha Fundación Social, Ivonne Fuentealba.

 

El primer lugar visitado fue la primera etapa de la futura casa de la residencia para niñas Manos Abiertas, cuya construcción presenta un 75 por ciento de avance y con posible entrega a fines del presente mes. Según indicó el capataz de la obra, don Víctor Calzadilla Zúñiga, “están listas las fundaciones, pisos, muros, cielos, estuco e instalaciones eléctricas, y faltarían las terminaciones, marcos, puertas, ventanas, molduras y pintura”. La primera etapa se edifica con recursos del gobierno regional gestionados a través del municipio local, y considera las habitaciones de las niñas. La segunda incluirá los servicios y recintos comunes, y será posible gracias a fondos de la agencia alemana de cooperación internacional Kindermissionwerk, aportes de instituciones y donaciones de particulares. El recorrido continuó en las instalaciones que actualmente albergan a las niñas y jóvenes de este proyecto, dialogando con ellas y con el personal responsable de su cuidado.

 

Donde también fue posible constatar un evidente crecimiento y mejora de las condiciones laborales fue en el Centro Ignacio Garau, en la misma comuna de Curanilahue. Quienes trabajan allí ocupan un lugar más amplio desde mediados de enero de este año. Según contó su directora, María Graciela Bustos Medina, “estamos muy contentos por el espacio y energía que tiene la casa, y con ánimo para poder emprender las iniciativas que Dios nos pida para este año”. “Antes trabajábamos en oficinas estrechas, con mucho calor, y aquí cada uno tiene su espacio, hay mayor intimidad, a los jóvenes que son atendidos les gusta estar acá y esa es la idea, que quieran llegar, quedarse y sentir que es su casa”.

 

De la última licitación del Servicio Nacional de Menores, el Centro Ignacio Garau cumplió tres años de ejecución que terminaron el 1° de Marzo de 2014, y fueron prorrogados por tres años más. Por ello, según su directora, “se visualiza un trabajo hasta el 2017, con atención para toda la provincia de Arauco y debates en otros tribunales de la región y el país. En él funcionan dos programas, el de libertad asistida especial, que tiene cobertura para treinta jóvenes (actualmente está completo), y el de libertad asistida, que tiene cupo para 10 jóvenes y actualmente atiende 22, por lo que podemos apreciar que las estadísticas señalan que los programas de reinserción son necesarios, como así también más iniciativas que aborden otro tipo de problemas además del control”.

marzo 11th, 2014